lunes, 30 de marzo de 2015

El cuerpo de las madres es sabio y no colapsa antes de tiempo


Como ya dije en otro post, explicaría por qué mi blog ha estado tan inactivo, sé que este post también es un poco personal y a la vez sirve un poco de desahogo.

Verán, cuando hospitalice a mi hija el 24 de diciembre del año pasado, ese mismo día a mí me día una bella crisis de migraña (nótese la ironía de la frase) pues la crisis tenia todos los factores feos, nausea, dolor de cabeza fuerte, debilidad, para rematar este cuadro bello, mi hija no aguanto todo el viaje hasta el ambulatorio en autobús y me toco hacer parte del recorrido a pie, cuando llegamos al ambulatorio y la atendieron me dijeron que me darían algo para el dolor, pero se tuvo que desistir de eso cuando me remitieron al hospital, pues no podía estar sedada pues tenía que estar atenta a todo lo que me dijeran de mi hija.

El segundo día de hospitalización de mi hija una doctora antipática pretendía que yo dejara a mi hija sola en emergencia de niños para yo ir a emergencia de adultos para que me pusieran algo para el dolor pues si en verdad me dolía eso es lo que podía hacer a pesar de que le dije que el medicamento que según ella me pondrían no me serviría pues ya lastimosamente tomo medicamentos más fuertes.

Aguante todos esos días tomando algo suave para el dolor pues no podía estar sedada pues debía estar pendiente de mi hija, y ese estar pendiente de mi hija se extendió fuera del hospital porque hubo que hacerle una placa de tórax para ver que tal quedaron sus pulmones, y además había que estar pendiente de su tratamiento.

El resultado de todo esto fue que el mismo día que termino el tratamiento de mi hija me empezó una neuralgia del trigémino la cual todavía me está dando batalla, ya pos suerte no en la misma intensidad del inicio pero si me da guerra y eso es lo que ha impedido que tenga mucha cabeza para mi blog o para estar activa en otros blogs,

Todo esto me enseño que Así mama este enferma el cuerpo entiende que no puede colapsar pues primero debemos ver por la salud del hijo, debemos cuidarlo, protegerlos, mimarlo, Asi que el cuerpo como que se pone en pausa y no deja que la enfermedad de la mama avance pero apenas el niño o niña esta fuera de peligro, la enfermedad sigue su el ritmo que debería tener y hasta se acelera un poco, para compensar lo que se siente internamente con lo del exterior

Así que si ven que una mama está enferma al mismo tiempo ayúdenla después de que su hijo o hija está bien pues es seguro que el cuerpo le pasara factura y estará un poco peor a causa del descuido indirecto que tuvo, no la presionen y sobre todo entiendan que no es que se enfermó justo después de su bebe sino que su cuerpo se puso en pausa para atender a su bebe, pero esa pausa pasa una factura muy cara de pagar, así que madres no están locas, tienen toda la razón al decir que el cuerpo es sabio, pues nos permite no decaer en los momentos de necesidad y nos permite mostrar una fortaleza que nos sorprendería.





1 comentario:

  1. Una historia conmovedora Isabel. Espero que tu chiquita esté mejor porque sé que mamá sabe bien cómo cuidarle y cuidarse ella misma. Besos!

    ResponderEliminar